Control económico financiero

El control económico financiero se refiere a la realización del análisis para efectuar el control en materia de los «estados contables».

Las grandes áreas que se tratan en este ámbito son:

  • Liquidez: Mide la solvencia a corto plazo de la empresa, entendiendo como corto plazo todo lo que se incluye en menos de un año y, por tanto, representa su capacidad potencial para cumplir con las obligaciones de pago a corto plazo. Mediante este control de liquidez lo que se pretende evaluar es la capacidad de una empresa para convertir sus activos disponibles en liquidez en el corto plazo y poder, de esta manera, afrontar los pagos inmediatos de las obligaciones contraídas.
  • Solvencia: Nos permite evaluar la capacidad real que al empresa posee para afrontar sus obligaciones de pago. Es importante la evolución que tienen estos indicaros en el tiempo porque nos señalarán, en la práctica, la evolución de la estabilidad financiera de la empresa, así como una información muy valiosa en el momento de definir las estrategias del propio financiamiento de la empresa.
  • Endeudamiento: Mediante esta herramienta de control se puede valorar la proporción de recursos propios, frente a los ajenos que tiene la empresa. Se considera que una empresa tiene un ratio de endeudamiento equilibrado cuando el ratio es igual a uno. Un grade de endeudamiento elevado presenta mayores riesgos, así como una menor autonomía, mientras que un grado bajo de endeudamiento posiblemente sea síntoma de un no buen aprovechamiento de oportunidad de inversión y crecimiento que haga que sumen una mayor rentabilidad a la empresa.
  • Cobertura de los intereses o cargas financieras: Nos permite evaluar al capacidad de la empresa de hacer frente a sus compromisos financieros. Cuando el valor de esta herramienta es inferior a la unidad, se puede colegir que la empresa no será capaz de hacer frente al pago de su deuda.
  • Peso de los gastos financieros: como alternativa a la cobertura de los intereses, también está ampliamente extendido la utilización de esta herramienta, vista desde el punto de vista inverso, representando, en realidad, el porcentaje del beneficio que se indica a pagar los gastos financieros.

Si quieres saber más sobre cómo realizar el control total de una empresa, los autores Josu Imanol Delgado y Ugarte y Manuel Giganto Barandiarán han lanzado junto a la editorial EDITATUM el GuíaBurros: El Controller de empresa.